Independentista o gilipollas, elije.

Tal como se está poniendo el panorama político en la piel de toro, los ciudadanos de a pie tenemos menos futuro que las toallas de Eduardo Manostijeras.

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 23.36.51

 

Hace un rato, Carles Puigdemont, el flamante President de la Generalitat prometía su cargo. Hace también un rato, PSOE, PP y Ciudadanos llegaban a sus primeros acuerdos para arrinconar a Podemos y se empezaban a repartir la mesa del Congreso. Hoy para cenar, virutas de pereza sobre coulis de asco.

En un rincón Rajoy, Sanchez y Rivera. En el otro Puigdemont.
No soy sospechoso de llevarme bien con Convergencia y sigo sin ser nacionalista, he dicho mil veces que eso o se nace o te haces muy poco a poco. No es una idea, es un sentimiento. Y nunca se debe llegar a eso por un desencanto y siempre por una ilusión. Yo no me siento parte de un colectivo o un grupo de personas por donde nacen, el territorio que creen suyo o por el idioma que hablan. Me siento unido a la gente que quiero, a esa con la que comparto valores básicos, vida y experiencias, a esa con la que camino hacía donde sea, esa con la que me entiendo.
Me siento más cerca de muchos argentinos que de los habitantes de Banyoles, mi padre es de Lleida, mi madre de Almería y he estado locamente enamorado -pero loco de encerrar- de tres catalanas, una murciana, una vasca y una andaluza. No soporto fronteras, himnos y banderas.
Pero a pesar de todo eso, lo que si se puede es querer la independencia, cuando tienes la certeza que en tu casa no te quieren. Estoy casi seguro que de haber vivido en la Alemania nazi -por estresar el ejemplo- hubiese preferido largarme.
Y a los catalanes no sé si los querrán o no, pero a mi esta España no me quiere.

Un país que después de sufrir y soportar en sus carnes al gobierno más inútil, patético y corrupto de la historia de la Europa democrática, sigue votando mayoritariamente a esos gobernantes, a mi no me quiere.

Spain's Prime Minister Mariano Rajoy gestures during a news conference at Madrid's Moncloa Palace August 3, 2012. Spain inched closer to seeking a sovereign bailout on Friday as Rajoy opened the door to a request, although he said he needed first to know the attached conditions as well as the form the rescue would take. REUTERS/Susana Vera (SPAIN - Tags: POLITICS BUSINESS) EUROZONE/SPAIN-BAILOUT

Un país en el que si el jefe de la oposición llama no decente a un Presidente absolutamente indecente, le critican hasta muchos de los suyos, a mi no me quiere.
Un país en el que preguntarle al pueblo lo que piensa -sin ser vinculante- es ilegal y los socialistas lo compartan, a mi no me quiere.
Un país en el que Mariano Rajoy tenga la más remota posibilidad de volver a gobernar, a mi no me quiere. Si Rivera va de vicepresidente, me odia.
Un país en el que el Presidente del Gobierno no llama al de la Generalitat para sentarse a buscar soluciones, porque la Constitución -esa que se puede cambiar para que reine una mujer- le respalda, a mi no me quiere. Y así hasta aburrir de no me quiere.
Y aunque a mi amar no suele darme pereza, esta vez me está dando mucha, que el amor es ciego, incluso muy tonto a veces, pero tan gilipollas casi que no. Ni hablar.

Igual si que hay ostias y ostias.

abc-rajoy
Vergonzoso el retoque de la portada de ABC

Era previsible. Los fachas lo son mucho.
Ayer un niñato impresentable le arreó un guantazo a Rajoy. Inaceptable, inadmisible, patético y todo lo malo que se le ocurra a uno. Violencia y democracia son como el agua y el aceite. Y asi lo dije en Facebook

Hasta ahí, aparte del lamentable puñetazo y una gafas rotas, no pasó nada más grave de lo que pasa en casi cualquier desahucio o una mani, alguien se lleva una ostia que no tocaba. Ostias de esas no tocan jamás. Ni a Rajoy, ni a un deshauciado, un inmigrante, ni a nadie.
Todos los lideres políticos condenaron el hecho y se solidarizaron con Mariano. Lógico y justo. Medios y redes se saturaron con la noticia, comentarios y opiniones de todo tipo. Lógico también.

Lo que no me parece lógico, nada justo  y si repugnante, es que hoy la tropa de fachas mediáticos utilicen la agresión para atacar a Pedro Sánchez y al PSOE.
Victoria Prego en El Mundo, un imbécil del que no recuerdo el nombre pero dirige el ABC, Marhuenda y su Razón, Jimenez Losantos, Alfonso Ussia, la Cospedal… insinúan, cuando no acusan directamente, que la “agresión verbal” del líder socialista al presidente en el debate –le llamó indecente-, es corresponsable del ostión, porque esas horribles acusaciones y en ese tono macarra que usó Sánchez, generan violencia.

Repugnante, asqueroso, mezquino y ruiz -como diría el tontolaba-.
Para empezar, llamar indecente a un presidente indecente, al líder de la organización criminal con más imputados de la historia de España, no es una falta de respeto, es una verdad pequeña y dicha flojito. Es la obligación del jefe de la oposición, que se quedó corto, muy corto.

No voy a citar aquí la interminable lista de barbaridades y delitos que ha perpetrado el Partido Popular, pero cualquiera que no sea facha o tonto, sabe que lo que hacen y han hecho con este país, si que genera violencia. Mucha violencia.
Demasiadas veces, para mi pacifismo y mi talla, he deseado romperle la cara a Montero, Aznar, Wert, Fernandez Diaz, Bárcenas, Rato o Rajoy, pero como soy de izquierdas, se que eso está mal y que mis derechos se acaban donde empiezan los del otro.

diez+contra
Asi a primera vista, se diría que sobra violencia. A toneladas.

Ellos no lo saben. Y si lo saben, no lo creen. Los herederos del franquismo, siguen creyendo que esto es su cortijo. Difaman, mienten, especulan, son los dueños. Del dinero y de los medios.
Suerte que fue en Pontevedra y el agresor, familia muy lejana de la esposa de Rajoy y simpatizantes del PP. No quiero imaginarme si llega a ser en Catalunya y el descerebrado es sobrino de la amiga de la tía  de un vecino de Artur Más. Pero si tú quieres imaginar, imagina.

PP das mucho asco. Sois tan incompetentes, que estando en nivel 4 de seguridad, un menor, de haber querido, apuñala al Presidente del gobierno. Tremenda imagen en el mundo. Otra vez.

Sigo condenando la bofetada de ayer, igual que condeno toda la violencia de estado, que este partido de ladrones ejerce cada día contra su pueblo. Pero me preocupa que demasiadas veces, entiendo a esos amigos que me recuerdan que en Francia, por ejemplo, para ser realmente libres y demócratas, no tuvieron más remedio que inventar la guillotina.

Espero y deseo que la violencia me parezca siempre inadmisible, la no alternativa, pero los asesores de Rajoy, deberían hacerle saber que ayer, esa ostia se la estaban dando millones de españoles.
Ya se que eso a Mariano se la trae al pairo. Sospecho que precisamente por eso, tantos le tenemos tantas ganas.

Alex Cabré, hoy lo decía en FB como nadie:

“El problema es quién la da y cómo la da. Si hubiera sido un parado padre de familia y le mete con la mano abierta…hubiera sido la hostia”