Florentino no tiene ni puta idea.

Ayer el Barça le dió un repaso al Madrid en el Bernabeu. Cuatro golazos que pudieron ser media docena. Pitos a Cristiano y a Benitez, gritos de dimisión a Florentino, pañolada y ovación a Iniesta. Un drama para la parroquia merengue.
Y todo eso con Messi en el banquillo, porque aunque jugó media horita, cuando el astro argentino saltó al césped el pescado estaba vendido, cocinado y a punto de servir.

Como decía Alfredo Relaño en AS, “se puede engañar a muchos durante mucho tiempo, incluso a algunos durante todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos durante todo el tiempo“. Y Florentino engaña más que ficha. Lleva años haciendo creer al mundo que él sabe de fútbol. Y así ha convertido al Madrid en su empresa y al Bernabeu en su cortijo.

Y lo malo es que de futbol no tiene ni puta idea. Ficha y despide entrenadores y jugadores a su gusto. Se cepilló a Del Bosque que venía de ganar dos ligas y dos champions. Era feo, le faltaba glamour. Pellegrini, Mou o Ancelotti quedaban mejor en su proyecto de equipo de pasarela. Entre Beckham y Ronaldinho, se quedó con el guapo. El otro, el gaucho, revolucionó el Barça y con su magia, los culés redescubrimos que el fútbol no era para sufrir, sino para gozar y reír como solo Ronnie reía.

Mientras aquí se apostaba por culés desde críos como Xavi, Puyol, Piqué, Busquets, Iniesta, Messi, Guardiola o Luis Enrique, tito Floren seguía paseando por su Galaxia blanca, vendiendo más camisetas que nadie y poniendo a su Real Madrid en el primer puesto de la lista Forbes de clubes deportivos. Sin pararse a pensar que al madridista, el de verdad, ese que ama el fútbol y llora con las derrotas y las victorias de su Madrí, la lista Forbes se la trae al pairo. Lo que quiere es ganar la liga y la champions, a poder ser jugando bien y por supuesto, machacando al Barça. Y hace ya diez años que ve y sufre todo lo contrario.

Captura de pantalla 2015-11-22 a las 16.10.47Hoy dice la prensa que Benitez está sentenciado. También dice que hizo la alineación que quería el presidente. Que Benzema y James jugaron en lugar de Isco y Casemiro por orden del Sr. Perez. Despedido por pelota. El colmo. Ahora el Madrid lo desmentirá, reiterará su confianza en el míster y en Junio puerta. Suma y sigue.

Y ya puestos a repasar la prensa, también dice que en el Barça, el separatista, jugaban 5 españoles y 6 canteranos -los 5 más Messi-, en el Madrid estaba Sergio Ramos y 10 extranjeros. Canteranos, ni uno. Imagino que las banderas españolas que abundaban en la grada serían por Piqué.

A lo mejor es que a pesar del despropósito en que se ha convertido el fútbol, esa orgía inmoral de millones y niños mal criados, para ser el mejor no basta con ser el más rico y el más guapo. Nuñez ha sido, dicen, el mejor presidente del Barça en la gestión económica, pero echó a Cruyff, fichaba a tipos como Van Gaal y acabó en la cárcel.
Y con su marcha, empezó a gestarse este Barça, que con Guardiola y Messi, hizo el mejor fútbol que jamás he visto. Y con Luis Enrique, Messi y Neymar promete.

La culpa no es de Benitez ni de Cristiano y tampoco lo era de Casillas, la culpa es del amo, que no sabe y se mete.
Por el bien del Madrid y del fútbol, anda Florentino, vete ya.